Bloody-Mary
Del 11 al 24 de Enero

BLOODY MARY.

Los grandes cócteles del bar Dos Billares

De martes a sábado de 19h a 2h

Nice price

Con la colaboración de Gin Raw

 

En los cócteles también hay color y entre ellos destaca el Bloody Mary por su rojo intenso. La traducción literal del nombre sería “María la sanguinaria” y puede tener algo que ver con el apodo popular que los ingleses le dieron a su reina Maria Tudor, cuando en el siglo XVI se puso a perseguir cruelmente a los protestantes para convertirlos al catolicismo. La bebida en esencia es una mezcla de vodka con zumo de tomate, posiblemente inventada en 1921 por Fernand Petiot, más conocido por su apodo “Pete”, en el Harry’s New York Bar de París, que está considerado como el primer bar de cócteles que hubo en Europa. Unos años después Petiot fue contratado en el King Cole Bar del neoyorkino hotel St. Regis Sheraton y se llevó el combinado en la maleta, pero los americanos lo encontraban soso. Le añadió sal, pimienta, limón, el Tabasco que le da su característico sabor picante y salsa Worcestershire, también conocida como Perrins. La idea de ponerle también un tallo de apio no surgió con fines decorativos, fue la solución que se le ocurrió a alguien para remover todos los condimentos porque no tenía otra cosa a mano que una ensalada. También se recomienda comerlo. Con todos esos ingredientes más que una bebida puede parecer una sopa fría, y cada uno la prepara a su gusto según el grado de picante que pueda tolerar. El nivel puede subir hasta el Wasabian, cuyo nombre lo dice todo. Existen también versiones como la Sangrita mexicana, donde el vodka se sustituye por tequila. Cuando se sirve con ginebra se llama Red Snapper (también atribuido a Petiot). Es un combinado popular en todo el mundo y su receta se ha adaptado a distintos lugares y costumbres. La International Bartender’s Association (IBA) lo distingue como uno de los Contemporary Classics, pero no certifica que sea recomendable tomarlo en pijama para aliviar la resaca, como asegura José Luis Garci en su libro “Beber de cine”. Archie lo prepara de película con una versión muy personal: en un vaso mezclador pone una sal de chapulines que le traen directamente desde Oaxaca, salsa Worcestershire, zumo de lima, 50 ml de mezcal y salsa picante de chile habanero. Se añaden 200 ml de zumo de tomate y también zumo de remolacha, para reforzar el color hasta conseguir un rojo púrpura. Se baten todos los ingredientes con una cucharilla de bar. Aparte se decora un vaso Tumbler escarchando el borde con Miguelito, que es un preparado de azúcar salada y enchilada de color naranja. Se pone hielo, se vierte la mezcla y se sirve. / RAMÓN ÚBEDA

 

Playlist by Oscar Guayabero
El Bloody Mary es el único cóctel que se toma tanto en noches agitadas, como en mañanas resacosas. Un viaje femenino entre dos ciudades, como homenaje a las grandes divas del jazz que frecuentaron el King Cole Bar de NY, donde Fernand Petiot, trajo el cóctel, creado en el Harry’s New York Bar de París.