Gin-Fizz
Del 8 al 21 de Febrero

GIN FIZZ.

Los grandes cócteles del bar Dos Billares

De martes a sábado de 19h a 2h

Nice price

Con la colaboración de Gin Raw

Pertenece a una familia de cócteles –los Fizz– que comenzaron a elaborarse en Estados Unidos con tres ingredientes básicos –un destilado, zumo de limón y azúcar– a los que se añadía soda. Posiblemente los fizzes se llamaban así por el sonido que hace el sifón al verter el agua carbonatada o por el chisporreteo que producen sus burbujas en el vaso cuando lo acercamos al oído. Existen múltiples variantes. Jerry Thomas ya ofrecía nada menos que seis recetas diferentes en la edición de 1887 de su famosa guía para bartenders. Más o menos en la misma fecha Henry Ramos despachaba la suya –el Ramos Fizz– en sus locales de Nueva Orleans. Sin parar. Cuentan las crónicas que era todo un espectáculo, porque como se tenía que batir durante 12 minutos antes de servirlo y el bar siempre estaba lleno, Ramos colocaba una larga fila de shaker boys detrás de la barra, que batían al unísono. El combinado se hizo muy popular en las primeras décadas del siglo XX, durante los años de la ley seca americana, porque tenía la apariencia de un inofensivo refresco. Alcanzó su esplendor en los años 40 y 50 cuando se puso de moda en los glamurosos bares de los grandes hoteles, desde las Vegas a París, donde incluso llegó a dar nombre a un perfume en honor de Grace Kelly. Cuenta la leyenda que Frank Sinatra, Dean Martin, Sammy Davis Jr. y sus colegas de los grandes shows de Los Ángeles lo tomaban incluso para desayunar. Su versión más conocida es el Gin Fizz, que junto con el Gimlet y el Dry Martini son los tres cócteles maestros que se preparan con ginebra. Se le puede añadir huevo para darle una textura más cremosa y hacerlo más atractivo a la vista. Si lo ponemos entero se conoce como Royal Fizz; si se utiliza solo la yema es un Golden Fizz; y si se hace solo con la clara, tenemos el Silver Fizz, que es como lo suele preparar Archie, pero sin añadirle soda. En una coctelera con hielo se introducen 50 ml de ginebra, 30 ml de zumo de lima, 10 ml de sirope de azúcar y clara de huevo al gusto, según la cantidad de espuma que queramos conseguir. Se bate y se sirve en un vaso bajo decorado con rayadura de limón o de yuzu. / RAMÓN ÚBEDA

 

Playlist by Oscar Guayabero
El Silver Fizz por su aspecto, parecido a un batido de limón, se hizo famoso durante la ley seca. Pero su “momento” fue con el glamour del Rat Pack en Las Vegas. De esa mezcla entre Jazz clandestino de los 20 y los desayunos con Frank Sinatra, Dean Martin i Sammy Davis Jr, surge la lista.