Manhattan
Del 10 al 23 de Mayo

MANHATTAN.

Los grandes cócteles del bar Dos Billares

De martes a sábado de 19h a 2h

Nice price

Con la colaboración de Gin Raw

Nueva York tiene sabor a cóctel y los neoyorquinos la buena costumbre de tomar alguno antes de ir a cenar. El Manhattan es su combinado más famoso y el Cosmopolitan el más glamuroso. Aunque si hemos reservado mesa en Cipriani difícilmente podremos escapar de su Bellini, que los caballeros tienen que tomar obligatoriamente con una americana puesta. Los demás bares y restaurantes de la Gran Manzana son menos rigurosos con el dress code, no les hace falta, la elegancia en el vestir a la hora de beber todavía forma parte de la cultura social en la ciudad de los rascacielos. El Manhattan es una buena elección para tomarlo como aperitivo. Y la mezcla de whisky y vermut con un toque de Angostura representa muy bien el mestizaje local. Sobre su origen se cuentan varias historias, entre ellas las de que se creó a principios de 1870, por obra del Dr. Iain Marshall en el Manhattan Club o por encargo de la madre Winston Churchill, antes de que naciera su ilustre retoño, para un banquete que se celebró en honor de Samuel Jones Tilden, que fue gobernador del Estado de Nueva York y candidato demócrata a la Presidencia de Estados Unidos. El combinado tuvo buena cuna y originalmente se preparaba con el whisky nacional hasta que llegó la Ley Seca y se sustituyó por el canadiense. También se puede utilizar bourbon sin que pierda su glamour, aunque se prepare en un tren usando una bolsa de agua caliente como coctelera, como hizo Marilyn Monroe en la película Con faldas y a lo loco. Archie lo hace en el vaso mezclador poniendo hielo, 50 ml de bourbon, 20 ml de vermut reserva, 15 ml de licor de marraschino y un dash de angostura. Se mezcla hasta enfriar y se sirve en una copa también enfriada previamente y aromatizada con piel de naranja. Se decora con una cereza al marrasquino. / RAMÓN ÚBEDA

Playlist by Oscar Guayabero
Estos cócteles tienen en común su frescura, su ligereza y su “feminidad”. De orígenes diversos, los ubicamos en un lounge bar entre la sofisticación de las noches de New York. Así es esta lista, ecléctica y cosmopolita. Sin olvidar el referente de Sex and the City.