Piña Colada
Del 12 al 25 de Abril

PIÑA COLADA.

Los grandes cócteles del bar Dos Billares

De martes a sábado de 19h a 2h

Nice price

Con la colaboración de Gin Raw

El 10 de julio es el Día Nacional de la Piña Colada, la bebida oficial de Puerto Rico. Los brasileños no han llegado tan lejos oficialmente con su Caipirinha, pero es también otro cóctel que representa a todo un país y forma parte de su patrimonio cultural, junto con la samba y el jogo bonito. La historia de la Piña Colada también va de piratas, como casi todas las que hablan de ron. La protagoniza el corsario puertorriqueño Roberto Cofresí y Ramírez de Arellano, que con ese nombre y su pasado aristocrático no podía ser otra cosa que un pirata sensible. Como era costumbre les daba ron blanco a sus marineros para subirles la moral, pero mezclado con zumo de piña y leche de coco. Ese detalle no le salvó de morir ajusticiado en 1825, pero le sirvió para pasar a la posteridad y aparecer en la Wikipedia como el autor de la receta que dio origen al combinado que es la bandera de su país. La autoría de la versión contemporánea se atribuye a un barman de hotel Caribe Hilton de San Juan de Puerto Rico llamado Ramón “Monchito” Marrero, que aseguraba ser su padre desde el año 1954 –entonces lo llamaba Coco Loco– y no paró de prepararlo hasta que se jubiló en 1989. Se le ocurrió meter los mismos ingredientes de Cofresí –ron, zumo de piña y crema de coco a los que después añadió un poco de crema de leche– en una licuadora y batirlos con hielo. Inventó el trago perfecto para un bar a pie de playa en un país con clima tropical. No sabemos a quien se le ocurrió después la idea de ponerle una sombrillita para que no se calentase con el sol, pero seguro que no la encontraremos en ninguna coctelería urbana que se precie. Archie lo prepara solo bajo pedido. En una coctelera con hielo picado se ponen 50 ml de leche de coco, 150 ml de puré de piña y 50 ml de ron. Se bate, se sirve en un vaso Collins y se decora con cacao en polvo. / RAMÓN ÚBEDA

Playlist by Oscar Guayabero
Cócteles que nos llevan a la Bossa Nova y al caribean sound. Puerto Rico y Brasil unidos por el sabor y el jazz afrolatino. Una lista que viaja de las playas de Copacabana a las de Cabo Rojo o Guanicá. Jazz bajo las sombrillas.